Primera parada: Guadalajara, México

El primer seminario de nuestro viaje no podría haberse desarrollado de mejor manera. Aterrizamos en Guadalajara después de 22 horas de viaje, aturdidas, pero con muchas ganas de descubrir todo lo que nos deparaba esta ciudad.

Por la mañana, tuvimos una cálida acogida en el centro Reconocer de Salud Mental de Zapopan, Jalisco. La clínica constituye un espacio lleno de paz y vitalidad, una atmósfera óptima para nuestro seminario. Nos encontramos con un grupo de 18 participantes, de una excepcional formación académica y conocimiento de campo. Durante el curso, hemos podido trabajar con el grupo de una forma admirable. Se ha creado un ambiente de confianza y motivación que ha permitido una notable profundización de los conceptos que se iban aprendiendo y un sincero desarrollo de las dinámicas aplicadas.

Acabamos el seminario muy satisfechas con su transcurso y con la sensación compartida de haber conseguido un vínculo que intuimos será duradero.  

Agradecemos al Licenciado José Carlos Lomelí y la Dra. Yuriria Ulloa todo el esfuerzo que han puesto en hacer que este curso fuera posible. Ya nos sentimos con ganas de volver pronto y realizar una segunda parte de esta formación y un reencuentro con nuestros participantes, con los que hemos compartido una intensa conexión.

Centro Reconocer de Salud Mental de Zapopan, Jalisco.